LIMONES – 10KG

30,00

Los limones ecológicos son una de las frutas orgánicas más demandadas, esto es debido a que de él no solo se suele utilizar su jugo, sino que también es habitual el uso de su corteza por sus propiedades aromáticas para todo tipo de repostería e infusiones.

Nuestro limón ecológico al no recibir tratamientos con pesticidas de síntesis no absorbe estos tóxicos en su corteza (que es además donde más se acumulan)

Con estos cítricos de cultivo bío además vas a garantizarte una alta concentración de aromas, ya que al no usar abonos de síntesis sinó orgánicos los frutos crecen poco a poco obteniéndose mayores concentraciones de nutrientes y aromas según estudios de la Universitat Politécnica de Valencia.

Disfruta de esta fruta cítrica que va a durarte en la despensa de casa sin frío más de un mes.

CERTIFICADO ECO: CV4496 E

 

Agotado

Descripción

Propiedades del limón

El limón es uno de los cítricos más utilizados en todo el mundo. Botánicamente, este cítrico pertenece a la familia de Rutaceae, en el género Citrus (que también incluye naranja, pomelo, mandarina y clementinas). Su nombre científico: Citrus limon.

A pesar de su tamaño, contiene más nutrientes beneficiosos para la salud que otros cítricos más grandes de su familia como naranjas como el pomelo.

De donde vienen los limones

Se cree que los limones se originaron en las estribaciones del Himalaya en el noreste de la India, desde donde se extendieron por todo el Medio Oriente, Europa, África y hasta las Américas. Las limas son más pequeñas en tamaño y menos ácidas que los limones.

Los frutos del limonero pertenecen al grupo de los cítricos denominados “hesperidium” ( hesperidium es el término científico para describir la estructura de la fruta perteneciente al grupo cítrico). En origen se cree que  la fruta es una baya con una corteza dura y curtida.

La cáscara de limón contiene muchas glándulas que atesoran aceites esenciales muy aromáticos.  La pulpa interior está compuesta por segmentos, llamados carpelos, formados por numerosas vesículas rellenas del jugo que todos conocemos. . Los limones maduros se tornan amarillos tras el verde, miden entre 5 y 8 cm de diámetro y pesan entre 50 y 80 gramos.

Elegir un buen limón

Elija frutas grandes, gordas y firmes que tengan un peso considerable para su tamaño. Elija frutas de color amarillo brillante que transmiten un aroma cítrico fresco que puede apreciarse cuando pasa suavemente el dedo sobre ellas.

Evite los de color verde oscuro ya que son inmaduros y no serían tan jugosos, aunque los que tengan un verde clarito pueden estar tan bien como los más amarillos .

Beneficios para la salud del limón

Los limones están llenos de numerosos nutrientes beneficiosos para la salud. El fruto es poco calórico, ya que sólo aporta 29 calorías por cada 100 g, siendo uno de los más bajos para el grupo cítrico.

Contienen cero grasas saturadas o colesterol. Sin embargo, son una excelente fuente de fibra dietética. El sabor ácido del limón se debe al ácido cítrico. Este constituye hasta un 8% de su jugo. El ácido cítrico es un conservante natural, ayuda en la digestión y ayuda a disolver los cálculos renales.

Los limones, al igual que otros cítricos, son una excelente fuente de vitamina C (ácido ascórbico); proporciona cerca del 88% de la ingesta diaria recomendada. El ácido ascórbico es un potente antioxidante natural soluble en agua. Esta vitamina es útil para prevenir el escorbuto. Además, el consumo de alimentos ricos en vitamina C ayuda al cuerpo humano a desarrollar resistencia contra los agentes infecciosos y a eliminar de la sangre los radicales libres dañinos y pro-inflamatorios.

Los limones, como las naranjas, contienen una variedad de fitoquímicos. La esperetina, la naringina y la naringenina son los glicósidos flavonoides que se encuentran comúnmente en los cítricos. La naringenina tiene un efecto bioactivo en la salud humana como antioxidante, limpiador de radicales libres, antiinflamatorio y modulador del sistema inmunológico. También se ha demostrado que esta sustancia reduce la lesión oxidante al ADN en los estudios in vitro de las células.

Además, también cuentan también con aportes valorables de vitamina A,  flavonoides  ß-carotenos, ß-criptoxantina, zeaxantina y luteína. Estos compuestos son conocidos por sus propiedades antioxidantes. La vitamina A también es necesaria para mantener la salud de la mucosa y la piel y también es esencial para la visión. El consumo de frutas naturales ricas en flavonoides ayuda al cuerpo a protegerse de los cánceres de pulmón y cavidad oral.

La fruta también es una buena fuente de vitaminas del complejo B como el ácido pantoténico, la piridoxina y los folatos.  Además, aportan una cantidad saludable de minerales como hierro, cobre, potasio y calcio. El potasio en un componente importante de los fluidos celulares y corporales ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Los cítricos, como tales, han sido valorados durante mucho tiempo por sus propiedades nutritivas y antioxidantes. Es un hecho científico que los cítricos, especialmente los limones y las naranjas, por su riqueza en vitaminas y minerales, tienen muchos beneficios comprobados para la salud. Pero ahora se está empezando a apreciar que los otros compuestos biológicamente activos, no nutritivos, que se encuentran en los cítricos como los antioxidantes fitoquímicos, y los solubles, así como la fibra dietética insoluble, son útiles para reducir el riesgo de cáncer, muchas enfermedades crónicas como la artritis, y de la obesidad y las enfermedades coronarias.