como tener un huerto en casa

Empezar un huerto Urbano: Consejos iniciales

Si hay algo más complaciente que disponer en la mesa de buenas verduras y frutas ecológicas, es quizás el tenerlas de tu propia cosecha. Nosotros intentamos acortar el proceso recolectando el mismo día de envío para que al día siguiente las tengas en casa, pero hay una alternativa que claramente nos supera. Cultiva tu mism@,

Actualmente, hay una preocupación e interés por saber lo que comemos. Esto se debe a que cada vez obtenemos mas información acerca del procesamiento de los alimentos (pesticidas utilizados, colorantes, conservantes, químicos o sustancias que alteran el crecimiento de hortalizas y frutos en general).

Las personas que se preocupan por esto y que no tienen productos orgánicos fácilmente a su disposición (la mayoría en las grandes ciudades), se plantean hacer algo al respecto y que mejor que dedicar un pequeño espacio en sus casas o pisos al cultivo de hortalizas.

Consejos básicos para iniciarte en el  Huerto Urbano

El espacio requerido para poder cultivar es mínimo ya que cada vez hay mas métodos de cultivo pensados para facilitar la tarea al horticultor urbano comojardineras verticales, mesas de cultivo de varias medidas etc. Lo que permite crear un pequeño entorno natural en e propio hogar donde aprender y crecer, para posteriormente cosechar un producto de calidad.

 Dónde situar el huerto

 Es importante elegir una ubicación correcta. Tenemos que tener en cuenta que las hortalizas requieren luz directa para su correcto crecimiento. Igualmente, en los meses de verano tenemos que estar pendientes ya que el sol es más intenso y deberemos extremar precauciones por ejemplo instalar el huerto en una zona más protegida, o idear algún sistema para ofrecer más sombra al cultivo. Como mínimo deberemos tener 5-6 horas de sol directo, ya que este es un elemento fundamental para que las plantas obtengan energía.

Por otra parte, será importante que este situado cerca del acceso al agua. Es más cómodo, y te hará la tarea más fácil en este sentido.

Riego: sistema de riego y manual

riego por capilaridad

Una botella, agua y cordel. Riego por capilaridad fácil y sencillo.

 Depende de la zona en donde nos encontremos deberemos tener unos hábitos de riego específicos. Por ejemplo, en el clima mediterráneo, en pleno verano puede ser necesario regar a diario.

Podemos realizar el riego de forma manual, o elegir un sistema de riego automático. Elegir un sistema de riego automático será algo más caro, pero también hay que tener en cuenta que si te vas unos días de vacaciones y no tienes quién te cuide tu apreciado huerto, las plantas pueden sufrir las consecuencias.

Actualmente hay muchos productos que facilitan el riego, incluso te puedes crear uno propio muy asequible con pequeños depósitos, botellas o macetas con autorriego.

 Sustrato

Lo más recomendado si vas a cultivar en un balcón y no tienes jardín es utilizar un sustrato con aproximadamente un 60% Fibra de coco y 40% Humus de lombriz.

Los expertos aseguran que es una de las mejores mezclas para el cultivo de hortalizas en recipientes. De esta manera también aseguramos que la base de nutrición de nuestro cultivo es 100% ecológico ya que nuestro sustrato es orgánico.

Abonos y fertilizantes

Será necesario la utilización de algún tipo de abono, preferiblemente orgánico. Ya que los abonos químicos nos ofrecen nutrientes solubles en concentraciones muy elevadas, y esto puede suponer un peligro para la planta, ya que el exceso puede ser perjudicial y entre tu y yo, ya que te pones, cultiva de la mejor manera posible, en ecológico.

Puedes utilizar algún abono líquido para aplicación florial ya que son más fáciles de utilizar, simplemente tendremos que mezclar estas soluciones en agua y vaporizarla. Por lo general, en el mismo producto tendremos una etiqueta con el modo de empleo que tendremos que seguir para realizar una aplicación correcta.

Una solución eficaz puede ser Humus de lombriz líquido o fertilizante de ortiga. Otra idea que ya requiere un poco más de conocimiento es la creación del compost, podemos obtener un buen abono reciclando los residuos orgánicos que desechamos en nuestro hogar.

Control de plagas

Una vez ya tenemos el huerto en marcha, es importante realizar la tarea diaria de revisar como esta todo, y aprovecharemos para observar el envés de las hojas y la planta detenidamente comprobando que no hay ningún insecto que pueda acabar con nuestra planta. Por ejemplo, si hay mucha presencia de hormigas, podemos sospechar de que tenemos algún tipo de pulgón.

En nuestros huertos donde cultivamos frutas y verduras al tener una extensión mayor y estar cultivándose ya mucho tiempo en ecológico ya se ha regenerado un cierto equilibrio natural entre plagas y depredadores, pero en el entorno urbano esto es imposible de lograr.

Muy interesante tambié, el tema de cultivar junto a nuestras hortalizas alguna planta  con acción repelente que pueda ayudarnos a que no aparezcan estos insectos. Podemos utilizar albahaca, flores de caléndula etc.

Por el olor que desprenden los insectos no se acercaran. Otra solución muy utilizada y realmente eficaz es el Aceite de Neem, este producto es uno de los mejores en cuanto a prevención. No comporta ningún daño a la planta  ni deja residuos y se puede aplicar regularmente. Puede servirnos para evitar la mosca blanca y muchas otras plagas.

Como preventivo un extracto casero de ajo también te puede servir, es fácil de hacer y barato.

Si la cosa se pone más seria podemos utilizar el extracto de Crisantemo, es un insecticida ecológico de amplio espectro, utilizado contra pulgones, mosca blanca, trips, orugas etc. Su principio activo son las piretrinas  que aunque presentes en muchos insecticidas convencionales en este tipo de insecticidas el residuo que puede dejar en tu cosecha es prácticamente nulo.