cítricos en dieta saludable

Por qué poner cítricos en tu dieta

 

Los cítricos vienen cargados de vitaminas y minerales. La vitamina C e actúa como antioxidante para proteger a las células de los radicales libres. La vitamina C también mejora la absorción del hierro de alimentos vegetales como flegumbres y nueces).

Los cítricos suministran la vitamina B, el folato, que desempeña un papel importante en la producción de energía, el crecimiento y el desarrollo, y puede ayudar a proteger contra las enfermedades cardíacas. Estas frutas también son una fuente de potasio, que es importante para la función muscular, y el equilibrio de líquidos y electrolitos.

Fitonutrientes únicos en las frutas cítricas

Las flavanonas cítricas se han relacionado con un menor riesgo de accidente cerebrovascular en las mujeres y un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Se ha encontrado que los liminoides en el cítrico inhibe el crecimiento del tumor aunque se necesita más investigación para comprender cómo estos fitonutrientes funcionan para mejorar la salud y proteger contra las enfermedades.

Muchos se encuentran en la cáscara o piel y las porciones blancas internas de la fruta, así que comer frutas enteras y usar la cáscara para saborizar en la cocina te ayudará a obtener el mayor beneficio.

Facilidad para comer la fruta cítrica

Hay pocos alimentos que sean más fáciles de pelar y comer que la fruta cítrica. Naranjas, mandarinas, clementinas, satsumas, pomelos, lichis, etc,  son fáciles de pelar y comer

Multiples usos en la cocina

No sólo los cítricos son deliciosos por sí mismos, sino que la fruta entera se puede usar en muchas preparaciones o disposiciones diferentes.. Los zumos caseros son más refrescantes con naranjas frescas, mandarinas, limones y limas. Los gajos de fruta se pueden mezclar en batidos. Las carnes magras y las verduras asadas son deliciosas con un chorrito de jugo fresco y piel rayada de cítricos o secar las cáscaras de naranjas, limones o mandarinas y añadirlas en infusiones por ejemplo a las hojas de té sueltas antes de remojarlas.

Largo almacenamiento

A diferencia de muchas frutas que se estropean rápidamente, los cítricos tienen un periodo de consumo y de almacenamiento largo sin refrigeración. Cuando se refrigeran, las naranjas y mandarinas se mantienen frescas unas tres o cuatro semanas, los limones se conservan durante cuatro semanas o más, y las pomelos y las limas se conservan aún más tiempo, a menudo de cinco a seis semanas.

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies