exfoliantes con frutas cítricas

Los cítricos como exfoliantes naturales

Los cítricos pueden serte de ayuda a la hora de cuidar tu piel, ya sea como exfoliantes naturales o bien utilizándolos como mascarillas.

Además de baratos y efectivos si eres consumidor/a de frutas como naranjas, limones  o mandarinas vas a poder darle un segundo uso a la pulpa o la cáscara de naranja y sabes siempre está bien eso de reducir, reutilizar y reciclar.

Mascarilla de Limón

La mascarilla casera más clásica es de yogur y limón, para ello necesitarás:

  • un yogur natural
  • tres cucharadas de limón con pulpa.

El resultado se aplica por el rostro con movimientos circulares y después de un reposo de 20 minutos, después enjuaga. Esta te ayudará a reducir manchas y a suavizar la piel.

Mascarilla antiarrugas

Para evitar la aparición prematura de arrugas y devolver la luminosidad a la piel simplemente mezcla la pulpa de una naranja exprimida con una cucharada sopera de aceite de germen de trigo. Deja que actúe 15 minutos y aclara con abundante agua fría.

Crema anti espinillas

Para secar los granitos y las espinillas mezcla en un recipiente el zumo de media naranja, una cucharada de limón y una clara de huevo batida.

  1. Extiéndelo sobre las zonas de tu rostro donde tengas espinillas y barritos con ayuda de un pincel suave.
  2. Deja que actúe unos 10 minutos.
  3. Enjuaga bien tu cara y aplica tu hidratante habitual.

Tonificante con zumo e naranja y avena

  1. Para tonificar y exfoliar la piel de tu cuerpo mezcla dos vasos de zumo de naranja con avena en polvo hasta formar una pasta consistente y homogénea.
  2. Aplícatela como un empasto corporal antes del último aclarado. Debes retirarla masajeando tu cuerpo en suaves movimientos circulares, insistiendo más en aquellas zonas donde la piel esté áspera y reseca.
  3. Luego, enjuaga bien con agua fría y aplícate una loción humectante corporal.

Mascarilla con pulpa de cítricos

No tires la pulpa de naranjas, sanguinas o mandarinas, si la mezclas con ciertas hierbas aromáticas como el romero, la salvia o la menta y la dejas reposar unos minutos, puede convertirse en una mascarilla casera ideal para lucir una piel joven, radiante y controlar la producción de grasa que tapa los poros.

Exfoliante con zumo de naranja

Aplicada en forma externa, el zumo de la naranja en suaves palmadas o con un algodón sobre tu rostro limpio tiene propiedades exfoliantes. Lava la cara y seca con una toalla limpia o deja secar al aire. Se puede aplicar diariamente durante cinco días y se deja descansar dos días para que la piel se renueve.

Crema hidratante para evitar resecamientos de la piel

Para evitar que tu piel se reseque puedes usar el zumo de las mandarinas, hacerlo es fácil:

  1. mezcla en un bol dos cucharadas de miel una cucharada de aceite de oliva y tres cucharadas de zumo de mandarina.
  2. Aplica sobre tu rostro y deja durante 25 minutos.
  3. Enjuaga con agua tibia y listo.

Puedes realizarla hasta tres veces por semana.

PREGUNTAS FRECUENTESINFO