consejos para acertar al elegir fruta y verdura

Como elegir buena fruta y la verdura

Elegir bien entre la mucha fruta y verdura no siempre es fácil, a veces aquella que teniía tan buena pinta y brillaba tanto por dentro está insípida o que fue de aquellos tomates con sabor que comías de pequeño….

Es por eso os vamos a contar los 6 mandamientos eco para elegir las frutas y verduras más frescas.

¡Así podréis convertiros en unos auténticos Top Chefs implicados con la causa! Que conste que en Naranjas Eco os lo ponemos facilísimo porque seguimos estos 6 mandamientos al pie de la letra:

Consejos a seguir para una correcta elección

  1. Adorarás los productos de temporada por encima de todas las cosas: esta es la regla más importante. Hay que elegir las frutas y verduras propios de la estación. Por ejemplo, en otoño es cuando se pueden encontrar las mejores peras, manzanas, calabazas, uvas, espinacas, granadas… ¡es su momento! Aunque la mayoría de alimentos estén en el mercado durante todo el año -más insípidos y mucho más caros fuera de temporada-, es mejor esperar que llegue su época natural para disfrutar al máximo de su sabor y frescura.
  2. Te quedarás con las frutas y verduras que mejor color tengan: los colores vivos y brillantes son un símbolo de frescura y calidad. ¡Abrid bien los ojos! Pero no te dejes engañar por los encerados y la fruta empaquetada en plástico, compra siempre de proximidad y a poder ser ecológico.
  3. Te fiarás siempre de tu olfato: es uno de los sentidos más útiles a la hora de elegir. Debéis evitar los olores fuertes o extraños y fiaros de aquellos que os resulten más atractivos (teniendo en cuenta el aroma propio de cada producto)…
  4. Elegirás las frutas y hortalizas más firmes: no hace falta que estén perfectas, pero hay que elegirlas sin golpes ni cortes y comprobar que, al tocarlas, no se hunda la piel o estén aguadas. Con tocarlas un poquito se sabe, no hace falta que las deis muchas vueltas. Recordad que cada fruta y hortaliza tienen su propia textura: por ejemplo, al presionar un melón, la yema del dedo debe hundirse un poco. En el caso de la sandía, hay que golpearla con los nudillos y asegurarse de que suene a madera.
  5. Probarás las frutas siempre que puedas: no hay nada mejor que probar el producto antes de comprarlo. Siempre que tengáis ocasión, ¡pegad un buen mordisco!
  6. Maduras, ¡pero sin pasarse!: lo ideal es que compréis la fruta y verdura en su punto óptimo de consumo (que además es cuando más vitaminas y minerales aportan). Papayas anaranjadas que al tocarlas cedan un poco, mangos de color amarillo intenso, pimientos de piel brillante y carnosa, espárragos con las puntas rectas y bien cerradas…

Si cumplís estos 6 mandamientos, ¡sin duda os convertiréis en unos ninjas del mercado y si no contáis con tiempo o agricultores de proximidad, podéis contar con nosotros, fruta y verdura fresca recién recolectada.