alimentos naturales

Natural no es lo mismo que ecológico

Es lo que las etiquetas no te dicen. Muchos alimentos etiquetados como “naturales” incluyen sustancias que no son nada más que pesticidas tóxicos, antibióticos, hormonas de crecimiento e ingredientes genéticamente modificados.

Plaguicidas químicos tóxicos en los alimentos

Muchos de los alimentos comercializados como “naturales” han sido cultivados con la ayuda de pesticidas tóxicos. Aunque están diseñados para combatir plagas en las plantas, los residuos de plaguicidas permanecen en los alimentos que comemos.

Algunos de los alimentos favoritos de tu familia, como manzanas, tomates cherry, pepinos, naranjas y uvas, pueden estar cubiertos con residuos tóxicos de pesticidas.
Los problemas de salud, incluyendo el cáncer, la infertilidad, el asma y los defectos congénitos, se han relacionado con la exposición a los pesticidas. Las mujeres embarazadas, los niños y los ancianos son especialmente susceptibles a los impactos de los pesticidas tóxicos.

Además, los plaguicidas con frecuencia no alcanzan los objetivos previstos. Los rios y acuíferos cercanos a menudo están contaminados por escorrentías de pesticidas -contaminando los suministros de agua potable- y dañando la vida silvestre, como las abejas melíferas.

También antibióticos

Muchas carnes “naturales” han sido producidas con la ayuda de antibióticos de los que dependemos para mantener a nuestras familias sanas y saludables. Por ejemplon los últimos años, el 80 por ciento de los antibióticos vendidos en los Estados Unidos han ido a los pollos, cerdos, vacas y otros animales – sin importar si los animales están enfermos o no. En Europa aunque la legislación es dura al respecto, también su uso alcanza niveles industriales.

El uso de antibióticos para promover el crecimiento de animales reduce la efectividad de estos medicamentos que salvan vidas al hacerlos más resistentes a las bacterias.
En algunos casos, los ganaderos usan antibióticos para tratar animales enfermos. En la mayoría de los casos, los operadores de los corrales de engorde utilizan antibióticos para tratar de prevenir las infecciones causadas por unas condiciones de vida precarias e insalubres. Esta práctica ha llevado al desarrollo de las superbacterias, resistentes a los antibióticos y difíciles de tratar.

Hormonas Artificiales

Algunos ganaderos usan hormonas artificiales para hacer que sus animales obtengan más volumen, más rápido y así aumentar la productividad. A pesar de estar prohibidos en Europa se han dado casos en los que se han detectado su uso fraudulento.

Caso aparte algunos productores de carne, granjeros y lecheros estadounidenses que siguen dependiendo de las hormonas, que representan numerosos riesgos para la salud. Por ejemplo, el rGBH, una hormona de crecimiento diseñada para hacer que las vacas produzcan más leche, se ha relacionado con el cáncer de colon y de mama entre los adultos y la pubertad precoz en los niños.

Hasta veinte hormonas artificiales adicionales se utilizan actualmente en la producción ganadera en EE. UU.

Ingredientes de genéticamente modificados

Muchos alimentos etiquetados como “naturales” incluyen ingredientes de cultivos que han sido manipulados genéticamente. La ingeniería genética es un proceso que altera el ADN de una planta para crear un nuevo organismo que no se encuentra en la naturaleza. Cultivos como el maíz y la soja -los componentes básicos de los alimentos procesados- han sido diseñados genéticamente para resistir grandes dosis de herbicidas químicos y pesticidas tóxicos que contaminan el aire y el agua.

  • Los engañosos productos "naturales"
5

Alimentos naturales

Que hay detrás de muchos supuestos alimentos naturales

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies